Este blog personal tiene el objeto de guardar memoria sobre mis aprendizajes en el taller "Tejiendo Redes Académicas en Línea" (TRAL)

viernes, 29 de marzo de 2013

Inclusión de las nuevas tecnologías en el aula

La inclusión de las Tic’s en el aula ofrece un desafío y una oportunidad. El desafío requiere inventar modos de mediación de las tecnologías en el aula, que logren alterar las relaciones que los niños y jóvenes han construido con ellas y potencien su utilización en beneficio del aprendizaje, el conocimiento, el análisis de la información. La oportunidad supone que las Tic’s aniden en la escuela, que formen parte de la cotidianeidad, favorezcan puentes de comunicación con las generaciones más jóvenes. 

Una escuela que es amigable con las condiciones culturales del presente tiene mayores posibilidades de construir su futuro. 

Las tecnologías de la Información y la Comunicación se han vuelto indispensables en todos los ámbitos de la vida en sociedad, incluso en aspectos de la vida cotidiana en la que los efectos de las TIC son casi imperceptibles para muchos usuarios. Esta omnipresencia actual de las TIC, quizá uno de los pocos rasgos positivos del fenómeno de la globalización, nos plantea la necesidad de aumentar nuestro conocimiento y nuestro dominio de las mismas, ya que la prospectiva indica una dirección única hacia un mayor desarrollo y utilización de ellas. Y esto es así, no sólo por las innovaciones tecnológicas que lo hacen posible, sino porque el fenómeno de la comunicación es esencialmente humano, y la necesidad de desarrollo y perfeccionamiento de los instrumentos que la posibilitan son demandados por las personas que ven así amplificadas sus capacidades comunicativas, en extensión e intensidad. 

Su inclusión nos proporcionan herramientas, recursos, materiales y una gran variedad de entornos educativos que facilitan nuestra tarea pedagógica. Por sus características, nos brindan amplias posibilidades desde el punto educativo ya que ofrecen múltiples formas de representación de la información, diferentes posibilidades de interacción, capacidad de almacenamiento, polivalencia y versatilidad.
Existen varios argumentos que respaldan su integración a las prácticas pedagógicas en la búsqueda de una mejora en la calidad educativa, pero tal vez se debe destacar que las TIC crean una nueva situación de enseñanza y aprendizaje, en la que promueven prácticas de enseñanza socioconstructivistas centradas en el alumno, que posibilitan el aprendizaje en colaboración, la investigación sobre el mundo real y el desarrollo de las habilidades necesarias para el siglo XXI.

Escribir una carta, una monografía o un libro (procesadores de texto), comunicar y exponer en una audiencia (presentaciones en videoconferencia) o conversar con amigos (chats) sin importar el lugar del mundo dónde se encuentren, discutir y compartir ideas (foros), aprender (e-learning) utilizando todas las herramientas antedichas, y perfeccionar y desarrollar técnicas (robótica), son actividades humanas que han sido amplificadas, o directamente posibilitadas, por las TIC’S.